Recomendamos descargar este plugin para visualizar los mapas : Plugin de SVG para IE

SiC | San Luis Potosí | Inventario del patrimonio cultural inmaterial
La peregrinación a Wirikuta


Clave:
0


Lugar de realización:

Catorce, San Luis Potosí






Estado (s) Jalisco, Nayarit, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí


Ámbito(s) por el elemento o manifestación cultural

Prácticas rituales Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo


Comunidades, los grupos o los individuos interesados

Pueblo huichol o wixárica


Lugar donde se practica

La peregrinación a Wirikuta comprende una ruta ceremonial que se extiende a lo largo de 550 kilómetros, desde la región del Gran Nayar hasta el desierto de San Luis Potosí, en los límites septentrionales de Mesoamérica. Su extensión geográfica incluye las comunidades indígenas del Gran Nayar, ubicadas en los estados de Jalisco, Nayarit y Durango, así como los sitios sagrados localizados en los estados de Zacatecas y San Luis Potosí.


Descripción de la manifestación cultural

Como otros pueblos indígenas de Mesoamérica, los huicholes fueron expulsados de sus provincias originales durante el periodo colonial, lo que destruyó la continuidad de su territorio original. Ubicados actualmente en el Occidente de México, los huicholes reconstruyen su antiguo territorio mediante un conjunto de peregrinaciones que se desplazan hacia los cuatro puntos cardinales. La más importante de ellas, conocida como la "Peregrinación a Wirikuta", se extiende a lo largo de los 550 kilómetros que median entre la región montañosa del Gran Nayar y el desierto de Wirikuta, a través de los estados de Zacatecas y San Luis Potosí. Siguiendo la ruta hacia el Oriente, en un eje que míticamente inicia en las costas del Océano Pacífico, los peregrinos reproducen la trayectoria de un mito original, según el cual los antepasados de los hombres surgieron del mar y emprendieron el viaje hacia Wirikuta para asistir al nacimiento del Sol, que iluminó por primera vez el mundo en la cúspide del Cerro Quemado, en las inmediaciones del pueblo colonial de Real de Catorce. Dividida en distintas etapas, que se distribuyen entre las cinco "puertas" localizadas en los principales sitios sagrados, la peregrinación implica la donación de numerosas ofrendas a lo largo de un centenar de cerros, rocas y manantiales, donde los peregrinos depositan flechas, velas, jícaras y objetos rituales conocidos como "tsikuri", que representan mapas reducidos de la geografía sagrada. Las ofrendas ceremoniales culminan finalmente en la quinta y última puerta, situada en el polígono de Wirikuta, donde se encuentran los santuarios de Kwanameyapa y Reunari, el "Cerro Quemado" donde surgió el Sol después de realizar un viaje por el inframundo.


Funciones sociales y culturales actuales en la sociedad que lo practica

Asociada a las peticiones de lluvia que anualmente se formulan en el Cerro Quemado, la peregrinación representa también un proceso de iniciación colectiva mediante el cual un grupo de hombres, conocidos como "jicareros" y encargados de los templos ceremoniales, adquiere las capacidades necesarias para convertirse en "mara'akate" o médico tradicional. A fin de acceder a esta condición, un individuo debe realizar al menos cinco peregrinaciones a Wirikuta, ya que esta actividad ceremonial es una condición necesaria para formar parte de la jerarquía político y religiosa que gobierna cada comunidad.


Riesgos que enfrenta la manifestación cultural. Posibles medidas de salvaguardia que podrían permitir protegerla y promoverla

Aun cuando la peregrinación a Wirikuta continúa realizándose cada año, mediante grupos de peregrinos que se desplazan con la misma regularidad de antaño, su ejecución se ha visto seriamente amenazada durante las últimas décadas. El desarrollo de proyectos agrícolas e industriales, aunado al saqueo de las ofrendas ceremoniales y a una creciente disminución del peyote en el desierto de San Luis Potosí, ha convertido a la peregrinación en una práctica cultural que enfrenta diversos riesgos, recientemente asociados a las concesiones mineras otorgadas en la región de Wirikuta. El Plan de Manejo del Área Natural Protegida de Wirikuta, aprobado por el gobierno de San Luis Potosí en 2008, contiene sin embargo importantes medidas de salvaguarda que permitirán disminuir los riesgos existentes, así como garantizar la viabilidad de esta manifestación cultural en las próximas décadas. Elaboradas por distintas instituciones, con la participación de organizaciones indígenas y las autoridades tradicionales indígenas, estas medidas se distribuyen en diversos programas de protección, cada uno de los cuales incluye diversas medidas educativas, jurídicas y ambientales.


Tu opinión nos interesa

Manda tus comentarios y sugerencias a nuestro correo, de antemano te lo agradecemos.

Boletin
Ubícate en el territorio


Para localizar la infraestructura cultural más cercana a ti.


También estamos en ...




Registro

Genera Correo