Recomendamos descargar este plugin para visualizar los mapas : Plugin de SVG para IE

SiC | Guerrero | Inventario del patrimonio cultural inmaterial
Textilería. Telar de cintura, brocado y teñido con tintes naturales


Clave:
AM5-GRO-1-28


Lugar de realización:

Xochistlahuaca, Guerrero







Ámbito(s) por el elemento o manifestación cultural

Técnicas artesanales tradicionales (Artes y Oficios tradicionales)


Comunidades, los grupos o los individuos interesados

Xochistlahuaca, cabecera municipal y las localidades de Cerro verde, Cerro del Chile, Arroyo Gusano, Arroyo Tronco, Arroyo Guacamaya, Arroyo Pájaro, Arroyo Lagarto, La Ciénega, Plan de Guadalupe, El Carmen, La Soledad, El Santiago.


Lugar donde se practica

El municipio de Xochistlahuaca se ubica al sureste de la capital del estado de Guerrero, Se encuentra rodeado de cerros y lomas, ríos y arroyos, habitados por indígenas amuzgos, quienes habitan desde las Costas del Pacífico hasta la Sierra Madre del Sur, abarcando a los estados de Guerrero y Oaxaca y uno de los elementos que lo distinguen, además de la lengua es la indumentaria femenina, que consiste en huipiles elaborados en telar de cintura, bellamente adornados con brocados de múltiples colores con diseños tradicionales. Nombre de las comunidad (es) o localidad (es) Este municipio cuenta con diversas localidades, entre ellos: Cerro verde, Cerro Cuate, Cerro Violín, Cerro Rincón de la cueva, Cerro del Chile, Cerro Heno, Cerro del Agua, Cerro calabaza, Cerro Bronco. A sus alrededores hay pequeños valles y mesetas, ubicadas por lo regular en la ribera de los arroyos y que son utilizados para la agricultura de riego, las localidades se llaman: Arroyo Gusano, Arroyo Tronco, Arroyo Guacamaya, Arroyo Pájaro, Arroyo Lagarto, la Ciénega, Plan de Guadalupe, el Carmen, la soledad, el Santiago, etc. Municipio (s) Municipio de Xochistlahuaca. También se elabora en el municipio de Tlacoaxochistlahuaca, estado de Guerrero y en San Pedro Amuzgos, estado de Oaxaca. Estado (s) Guerrero y Oaxaca


Descripción de la manifestación cultural

Un rasgo que distingue a Xochistlahuaca es la elaboración de textiles, ahí se concentra un importante acervo de los diseños y técnicas antiguas que son parte de las expresiones artísticas indígenas de mayor calidad: saber preparar un telar, escoger los hilos, limpiar e hilar en malacate el algodón coyuchi; hilar, tejer y saber brocar, son parte de las habilidades de la mujer amuzga que hilo por hilo realiza su vestimenta, la cual consiste en huipiles, blusas, faldas y rebozos, decorados con diseños de flores, animales y figuras geométricas. Sin embargo estos se encuentran en peligro de transformación por la introducción de las telas comerciales unidas mediante listones de colores y del bordado en punto de cruz en lugar de los hermosos brocados y la tela tejida en telar de cintura, por lo que se hace urgente una labor de rescate, promoción y difusión con el fin de fortalecer esta rica tradición. Algunas de estas comunidades ya han recibido capacitación y asistencia técnica orientadas al rescate de los diseños implicados en las prendas. Sin embargo no se ha abarcado a todas las comunidades, las más alejadas principalmente. Es necesario realizar tareas de rescate, tanto de los diseños como del cultivo del algodón coyuchi y algodón verde, así como el uso de tintes naturales con materiales propios de la región. Se considera una técnica en riesgo debido a que el trabajo en telar de cintura es muy complejo, no sólo requiere de las habilidades para hacerlo, desde montar el telar colocando los hilos sobre la urdimbre, hasta la postura que adopta la mujer para trabajar, pasando por la forma de apretar los hilos, de darle vuelta, de ir intercalando los hilos de colores para brocar los dibujos, los cuales requieren de concentración y paciencia, pero sobre todo de conocimiento ancestral. El telar es de origen prehispánico, se compone de dos barras que sostienen la urdimbre; uno o varios lizos (dependiendo de la técnica del tejido) para separar algunos hilos de la urdimbre y una varilla de paso o rollo que abre la urdimbre para insertar los hilos de la trama, ayudada por lanzaderas. Un huipil puede llevar hasta tres lienzos unidos por cintas o randas hechas a mano, se dobla para hacerla túnica, se unen los costados dejando aberturas para los brazos y un corte en el lienzo central para formar el cuello.


Funciones sociales y culturales actuales en la sociedad que lo practica

Aunque las mujeres elaboran manteles, servilletas, rebozos y otros productos, el huipil sigue siendo la prenda más cotizada por las mujeres artesanas, pues tiene un significado muy especial para ellas, ya que se encuentra presente al momento de unirse en matrimonio, en sus ceremonias, en la vida diaria, al momento de ser enterradas.


Riesgos que enfrenta la manifestación cultural. Posibles medidas de salvaguardia que podrían permitir protegerla y promoverla

Los textiles amuzgos se encuentran en peligro de transformación por la introducción de las telas comerciales: encajes que sustituyen las gasas elaboradas en telar de cintura, los cuales se unen a través de listones de color en lugar de la randa. El brocado está siendo sustituido por el bordado en punto de cruz, el empuntado ya no se practica en los huipiles o blusas, sólo en los rebozos. La población que practica el oficio es básicamente la gente mayor, los jóvenes no están interesados, ya que afirman sentir discriminación por su vestimenta por lo cual ya no la usan y tampoco la practican. La falta de mercado para vender sus productos constituye otro riesgo de desaparición de esta práctica cultural. Foto. 3


Tu opinión nos interesa

Manda tus comentarios y sugerencias a nuestro correo, de antemano te lo agradecemos.

Boletin
Ubícate en el territorio


Para localizar la infraestructura cultural más cercana a ti.


También estamos en ...




Registro

Genera Correo